4 tips para enfrentar el cambio de prepa a universidad.

La universidad será una de las mejores experiencias de tu vida, no sólo para tu formación profesional y académica, sino para tu formación como una persona.

Uno de los cambios que marcan la vida adulta, sin duda es el paso de preparatoria a la universidad. Con todo y las dudas, la incertidumbre que este paso trae consigo, es uno de los momentos más importantes en la vida de los estudiantes; una etapa llena de retos, aventuras y posibilidades.

Venimos de una etapa maravillosa, donde ya tomamos nuestras propias decisiones, con la comodidad de contar con el respaldo de nuestros padres y maestros que servían como apoyo cada vez que así lo necesitábamos.

En la preparatoria, es casi seguro que hicimos los amigos que nos acompañarán a lo largo de nuestra vida, también es probable que conociéramos a nuestro primer amor y que fuera una época llena de buenos momentos.

 

alumnos de preparatoria en la universidad anáhuac

En primera instancia, comenzar la etapa universitaria nos puede parecer atemorizante, por la cantidad de nuevos compañeros que vamos a conocer, pero poco a poco te darás cuenta que ellos también se convertirán en tu familia, serán tus cómplices en tus primeras aventuras profesionales y serán una red infinita para relacionarte.

De igual manera, en la universidad te vas a encontrar con una gran diversidad cultural, pues habrá compañeros con distintos orígenes familiares, sociales, culturales y hasta de nacionalidades. Esto te dará una amplitud de miras y podrás ampliar tus conocimientos, te ayudará a desarrollar la empatía y a tener una mente mucho más abierta y diversa.

En este periodo de formación profesional, serás tratado como el adulto que ya eres, lo que significa contar con un poco más de libertad, pero también con la responsabilidad que todas las decisiones conllevan, tú llevarás las riendas  de tus horarios, tu carga de materias, serás el responsable de cumplir con las fechas de entregas, de ser puntual con tus tareas y trabajos y de prepararte para cada examen que tengas que presentar.

Los primeros días en la Universidad

Durante los primeros días de universidad, es normal que lleguen dudas y que te puedas sentir confundido, sin embargo, es necesario que sepas que en la Universidad Anáhuac, en cualquier momento puedes contar con el departamento adecuado para ayudarte y orientarte.

Nadie experimenta en cabeza ajena, sin embargo te podemos dar algunos tips para que esta transición sea lo más natural y placentera posible.

 

1.-Muéstrate abierto: Llega con mucha disposición y con mente abierta para conocer nuevas personas, para darte el tiempo de escuchar a tus maestros y para comprender tus clases, uno nunca sabe si el de a lado se convertirá en tu mejor amigo o si esa materia que en principio parecía imposible, ahora sea tu favorita.

2.-No te frustres: Cuando entras a la universidad, es normal llegar lleno de expectativas que pueden causar frustración cuando se cumplen a la brevedad de tiempo. Así que mantente receptivo, ten paciencia, acércate a tus profesores cuando así lo necesites y cuenta siempre con el respaldo que la Universidad Anáhuac te dará.

3.-Involúcrate en actividades: Aprovecha la gran variedad de actividades, cursos y talleres que la Universidad Anáhuac tiene para ti. Ahí podrás desarrollar tus habilidades, descubrir talentos que hasta el momento tenías ocultos, conocerás a gente que compartirá tus gustos e intereses, y así te servirá para involucrarte más dentro de la vida universitaria.

4.-Aprende a confiar en ti mismo: Puede ser que en cualquier momento de tu vida universitaria te sientas en crisis, abrumado por la cantidad de gente, de información y que sientas que la situación te está rebasando, sin embargo es preciso que confíes en ti, que sepas que en etapas anteriores también te sentiste así y superaste uno a uno todos los obstáculos que hoy te tienen en dónde estás. Piensa que eres una persona muy afortunada, pues no todos tienen la oportunidad que hoy estás teniendo tú, que eres un ser capaz y que cuentas con toda una red de apoyo que estará para ti.

Por último, no dudes que esta etapa puede parecer un cambio muy drástico, sin embargo lo que está delante de ti es una oportunidad.

Una oportunidad de crecimiento, de convertirte en la persona que siempre soñaste ser, de ser ese agente de cambio, de ser el líder que transforme su entorno en un mundo mejor, de ser una mejor persona.

Tienes en tus manos la oportunidad de comenzar a construir tu propio futuro.

 

Tu paso por la universidad, sin duda será de las mejores experiencias de tu vida, no sólo para tu formación profesional y académica, sino para tu formación como una persona, un gran ser humano. Así que disfruta y da todo de ti para cumplir tus metas.