¡Ser Anáhuac es una gran experiencia!

Ser parte de la Red de Universidades Anáhuac, es encontrar el lugar se vuelva parte de ti, es sentirte como en casa y donde puedes ser tu mismo.

Pocos son los lugares fuera de casa en los que nos sentimos totalmente plenos, seguros de nosotros mismos y libres, ser las personas que realmente somos sin tener que utilizar “máscaras”. En los que podemos reír tan fuerte como queramos, bailar con toda la emoción y hablar con toda la sincera del mundo.

Así es como queremos que te sientas al pertenecer a la Red de Universidades Anáhuac: que esta institución también es tu hogar, y no solo un lugar en el que tienes que pasar cuatro o cinco años de tu vida por alcanzar un objetivo, sino que sea parte de tu objetivo y que en algún momento, cuando voltees atrás, recuerdes toda la experiencia con una gran sonrisa y un recuerdo agradable.

No importa en el campus en el que te encuentres, en cualquiera de nuestras  universidades, podrás disfrutar de diferentes actividades que te ayudarán a crecer como persona y profesional. Vas a encontrar personas que ampliarán tu visión del mundo, tus gustos y conocimientos. Te vas a topar con profesores que gracias a sus consejos, te darán herramientas para enfrentar al mañana. Encontrarás retos que sin duda, los vas a superar porque sí, el camino nunca es sencillo, pero ¡qué aburrido sería si fuera así!

Dicen que la mejor forma de conocer algo, es cuando alguien más te lo cuenta. Por ello, les pedimos a dos de nuestros alumnos, que nos contaran acerca de su experiencia en la Anáhuac, y así, puedas ver más a detalle todo lo que puedes lograr con nosotros.

Yo estudié en Campus Mayab, en Mérida, Yucatán. Entré en enero del 2014, y me acabo de terminar mi carrera apenas este mes de julio. Para mí fue una experiencia muy bonita. Sentí el apoyo de los profesores, de los directos y todos los compañeros que conocí dentro de la escuela. En mi caso, tuve la oportunidad de representar a la Anáhuac dentro del equipo de fútbol, de haber llevado junto a todo el equipo a la Mayab a una competición de universidad en el 2015, después de 10, 15 años de no haberlo logrado. Fue una experiencia muy bonita, en la que todos los que participamos nos sentimos muy orgullosos, de haber estado y participado en esa generación. Es algo que no se ha vuelvo a repetir, pero se siente muy bien.

Otra cosa por la cual estoy muy agradecido, es que gracias a la Anáhuac pude cumplir un sueño, una meta, que fue estudiar en el extranjero, que esta vez fue en Madrid, en la Universidad Complutense de Madrid, gracias a los programas de intercambios que tienen.

Diego Rodríguez, egresado de la licenciatura en Negocios Internacionales.

Gran parte de lo que tiene la Anáhuac, es que siempre se está actualizando en muchas cosas. En el tiempo en el que estuve, abrieron nuevos programas, nuevos cursos, se recibían a muchas personas de varios países, y se organizaron muchos eventos con ellos. En mi primer año, se remodeló la cafetería y lo mismo pasó en mi tercer, cuarto año. Siempre están modificando algo. También abrieron tecniA, está padre porque da la oportunidad a investigadores a realizar tu trabajo y a los alumnos de emprender.

Es una escuela que fomenta la participación de los alumnos, genuinamente los alumnos participan en muchos de los eventos. También había muchos torneos, yo participaba en los torneos de fútbol bardas, que es fútbol rápido. Era padre porque era mi “relax” de la semana, ya sabía que el jueves o viernes había fútbol y para mí era “¡por fin!”.

También participé en dos congresos como organizadora, y en otro que vino de fuera, que con todo gusto nos sumamos.

Marta Rodríguez, egresada de la licenciatura de Psicología.

¿Qué te parecen estas historias en la Universidad Anáhuac? Queremos que estos dos líderes y grandes personas te inspiren para que pronto seas parte de nuestra comunidad universitaria, y seamos parte de tu camino.

Conoce más sobre la vida universitaria que hay en la Anáhuac en el siguiente link. https://www.anahuac.mx/rua/inicio