Skip to main content
Profesores y millennials: Cuando dos generaciones se encuentran en el aula

Profesores y millennials: Cuando dos generaciones se encuentran en el aula

Profesores y millennials: Cuando dos generaciones se encuentran en el aula

Por: Mtra. Diana Romero Zanabria

 

“¡Guarden su celular!”, dice el profesor después de cinco minutos de intentar captar la atención de sus estudiantes al entrar al salón de clases. La mayoría de ellos sólo atinan a colocar el tan codiciado aparato con la pantalla hacia la mesa, con tal de evitar la tentación de ver la notificación de que tuvo otro nuevo “me gusta” en la selfie que publicó unos instantes antes de entrar al aula, o de ver si por fin recibe la continuación de la interesante conversación por su mensajería instantánea favorita.

“Antes todo era mejor. En mis tiempos sí nos interesaba estudiar”, podría decir también el mismo profesor (¡o cualquier profesor!). Quizá tenga algo de razón. Es cierto que algunos añoramos las épocas en las que el profesor contaba con toda la atención de sus alumnos de manera casi automática; los estudiantes tenían conciencia de que el profesor era prácticamente su única fuente de conocimientos.

Pero, pensemos un poco en que hoy por hoy, el mundo no nos demanda lo mismo que antes ni ofrece las mismas condiciones. En nuestros días, gracias a las nuevas tecnologías y a la Web 3.0 (caracterizada por la inteligencia artificial y la innovación), podemos tener prácticamente todo en nuestras manos y en unos cuantos clics o con tocar la pantalla de mi celular. Podemos tener casi todo, incluso toda la información que el profesor preparó con tanto esmero para compartir con los estudiantes.

Esta realidad nos obliga a cambiar la forma de hacer las cosas dentro de los espacios educativos. ¿Para qué mundo estamos preparando a los estudiantes?, ¿cómo puedo impulsar a mis alumnos a desarrollar las competencias que este mundo necesita? No hay que olvidar que, de cualquier forma, la información (acertada o no acertada) pueden encontrarla en la web, pero la verdadera formación únicamente la podrán tener de la mano de sus profesores y sus compañeros.

Haciendo una revisión de estudios recientes, hay quienes ya han hecho el esfuerzo por delimitar las características que ayudan a comprender las tendencias de comportamiento de la generación Y o millennials (como también se les conoce): tienden a sentirse especiales, protegidos, confiados, orientados al trabajo en equipo, orientados al logro, tienden a sentirse presionados (sobre todo en el ámbito escolar) y se sienten cómodos con los valores de sus padres (Erlam, Smythe, & Wright-St Clair, 2018). Es una generación con notables fortalezas que pueden complementar aquéllas de otras generaciones con las que conviven en diferentes contextos educativos.

El mundo seguirá cambiando y como formadores debemos ayudar a los estudiantes a que reinventen el mundo, ahora y teniendo –metafóricamente- el mundo en sus manos (Serres, 2012). Quizás en lugar de invitarlos a desconectarse por completo de la tecnología, podríamos motivarlos a utilizarlas en su favor. Integremos la tecnología (con sus desafíos incluidos) en su aprendizaje. Pero, sobre todo, nuestro rol debe ser ayudarlos a comprender que, si bien la tecnología es una extraordinaria herramienta, también ésta cambiará, pero no así lo que hay de más humano en la persona.

 

Referencias

Erlam, G., Smythe, L., & Wright-St Clair, V. (2018). Action research and millennials: Improving pedagogical approaches to encourage critical thinking. Nurse Education Today(61), 140-145. http://www.nurseeducationtoday.com/article/S0260-6917(17)30283-6/fulltext

Serres, M. (2012). Petite Poucette. París: Le Pommier.